domingo, 9 de abril de 2017

Reseña: Usagi Yojimbo Fantagraphics Collection nº01/02 (Stan Sakai)


El Japón feudal es un caldo de cultivo de lo más interesante a la hora de construir relatos. Ya sean libros, cómics, películas o animación este marco temporal es una fuente inagotable de inspiración para autores autóctonos o extranjeros. En su rica historia se mezclan sin pudor honor, tradiciones, intrigas palaciegas, guerras, luchas entre clanes, demonios y animales de fantasía haciendo que en sus relatos históricos la línea que separa la realidad con la leyenda sea en muchas ocasiones difusa.

El cómic que hoy nos ocupa se desarrolla justo en esa línea donde ficción y realidad se dan la mano. Usagi Yojimbo nos cuenta las aventuras Usagi Miyamoto, un Ronin, un samurái sin señor, que debe ganarse la vida vagabundeando por el Japón medieval ofreciendo sus servicios como guardaespaldas, de ahí el sobrenombre de Yojimbo guardaespaldas en el idioma del país del sol naciente. La gran particularidad de esta obra es que este Japón está poblado casi por completo por animales antropomorfos. Gatos, perros, serpientes, rinocerontes, cerdos y prácticamente todos los representantes del reino animal pueblan el cómic quedando los humanos como meros figurantes de la obra o relegados al papel de villanos.

Pero no os dejéis engañar por la portada del cómic o por el hecho de que nuestro protagonista sea un adorable conejo (Usagi es conejo en Japonés) ya que desde el primer capítulo nos quedará claro que no es un cómic en absoluto infantil pues sus páginas están repletas de sangre y mutilaciones y sus aventuras cuentan con un argumento lleno de traiciones e intrigas que pronto nos harán ver que se trata de un cómic no apto para todas las edades. Además el autor es bastante respetuoso con la historia de Japón y no será raro encontrar referencias a personajes importantes o situaciones reales del marco histórico donde se emplaza la historia, de hecho el mismo protagonista está basado en Mushasi Miyamoto quizás el más famoso de los samuráis, filosofo y además escritor de varios tratados.

En este primer volumen Planeta Comic nos recopila las primeras aventuras de Usagi. Lo veremos peleando contra bandidos o viéndose involucrado en luchas de facciones. Pero no solo veremos su violento y desolador presente ya que el autor, Stan Sakai, también se preocupa de enseñarnos el pasado del samurái. Mediante flashback podemos ver los comienzos de Usagi, como su maestro Katshuichi lo entrenaba hasta la extenuación o como no solo había furia y espadas en su vida sino que también existió el amor al más puro estilo "shakesperiano". Nos cuenta el camino del guerrero que tuvo que recorrer el conejo para convertir en quien ahora es. Gracias a esto el autor da un contexto al protagonista convirtiéndole en un personaje lleno de matices y alejado de los estereotipados personajes planos a los que solemos estar acostumbrados en este tipo de obras.

Usagi Yojimbo es la obra vital de Stan Sakai, un mundo al que el Hawaiano ha dedicado prácticamente toda su vida artística, por ello no es de extrañar el mimo que pone en el dibujo de los personajes, tanto principales como secundarios, pero especialmente en su protagonista. Con un trazo limpio y con planos sencillos nos muestra viñetas con una gran fuerza narrativa y que se apoyan siempre en un guión bien escrito, repleto de personajes ricos y llenos de matices, personajes que llegan a ser, pese a que son animales, más humanos que los humanos y que huye de artificios para no alargar las tramas más de lo estrictamente necesario.

Pocas pegas se le pueden sacar a este recopilatorio en 2 volúmenes de Planeta Comic, quizá que no contiene ningún extra, no hay portadas ni ilustraciones de personajes ni información extra, nada aparte de las historias de Usagi, tratándose de 2 tomos suponemos, y esperamos, que todo este material vendrá en último de ellos. Como conclusión decir que tanto si eres seguidor de las aventuras del conejo samurái como si no tenias ni idea de quién demonios era Usagi Yojimbo esta es una colección que no debes de dejar escapar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario