Ir al contenido principal

Reseña: Far Cry Primal


Un cambio de ambientación salvaje (nunca mejor dicho) es el que ha experimentado la saga de mundo abierto de Ubisoft, para ofrecernos una nueva entrega que conserva tanto las bondades como los defectos de la franquicia Far Cry, con algunas suculentas novedades que pasamos a comentaros.

Far Cry Primal nos sitúa en la Edad de Piedra, 10.000 años antes de Cristo, y nos pondremos en la piel de Takkar, protagonista de la aventura y cazador de una tribu de Europa Central que un buen día es atacada por un gran felino dientes de sable. Como único superviviente del ataque, Takkar tendrá que viajar en solitario para formar su propia tribu, la cual tendrá que defender de otras tribus invasoras, y convertirse en el señor de las bestias. Una historia sencilla, que no deja de ser un mero hilo conductor a través del cual desbloquearemos todas las posibilidades de este gran juego.


Quien conozca la franquicia ya sabe lo que tiene por delante, capturar puestos para desbloquear viaje rápido, descubrir puntos de interés y cuevas donde encontrará tesoros y alguna que otra sorpresa, encuentros aleatorios, la caza, farmeo constante para crear y mejorar el equipo. Como novedades importantes tenemos el repertorio de armas que fabricaremos nosotros, como arcos, lanzas, garrotes, a los que además podremos prender fuego para ahuyentar a los depredadores. Nuevas habilidades como la doma de mascotas, y tendremos que encargarnos de ampliar nuestra aldea para aumentar la población de esta y acceder a más habilidades y desbloquear nuevas misiones. Como recompensa por el aumento de la población, los nuevos aldeanos se encargaran de recolectar materiales para nosotros a los que podremos acceder desde cualquier campamento.

El juego gráficamente luce fantástico, y las expresiones faciales e iluminación son un auténtico espectáculo. Si por el día predominan los tonos rojizos y ocre, cuando llega la noche el juego se transforma en un cuento de terror en el que los escenarios quedan envueltos en una oscuridad bañada por la luz de la luna y las hogueras, los animales más exóticos abandonan sus madrigueras, y abundan los depredadores, cuyos ojos brillan con un espeluznante fulgor amarillo.

Un punto “negativo” es que peca de ser demasiado continuista con respecto a las anteriores entregas. Es decir, no hay nada que nos sorprenda. ¿Es esto malo? Depende. Otro de los puntos débiles es el villano, que carece del carisma que si tenían los de las anteriores entregas, cuya historia estaba más elaborada.

En definitiva, pese a carecer de grandes novedades exceptuando la ambientación y el uso de las mascotas, resulta un juego francamente entretenido, con una gran cantidad de cosas por hacer, un apartado artístico genial y una jugabilidad muy pulida.


Comentarios

Entradas populares de este blog

¿La peor generación de la historia? Claro que sí, guapi.

Vivimos en una época en la que por suerte cualquiera puede expresar su opinión sin censura alguna, pero que además esta ya no queda olvidada en una libreta perdida en el fondo del cajón, si no que lo más probable es que llegue a bastante gente gracias a medios como YouTube, las Redes Sociales, y en menor medida (por desgracia) los podcast. Esto ha generado todo un aluvión de frustrados que se esconden tras su teclado para regurgitar lo primero que se les pasa por la cabeza criticando sin piedad el trabajo de otros, profetas convertidos a youtuber capaces de lo peor con tal de captar nuevos suscriptores, prensa “especializada” en la que abundan más noticias clickbait con titulares bochornosos que buenos y coherentes análisis, periodistas del medio que se las dan de estrellas y se creen en posesión de la verdad absoluta, y por supuesto toda una legión de haters y talifanes como nunca habíamos visto antes en la industria, que se posicionan en uno u otro bando, y se preocupan más en despr…

Reseña: Stardust, de Neil Gaiman y Charles Vess

Por fin nos toca hablar de una obra del maestro Gaiman (Sandman), acompañado del arte de Charles Vess. Hablamos del cómic Stardust, aunque algunos lo conoceréis por la película de Matthew Vaughn (Kingsman) y/o la novela. Por lo tanto, la primera pregunta que os haréis será, ¿Vale la pena leer el cómic si ya has visto la película o leído el libro? Definitivamente si, estamos ante uno de los mejores trabajos del inglés en todos los sentido, un cómic que tiene casi 25 años y se disfruta tanto como cuando fue concebido.
Originalmente Stardust fue concebido por ambos autores como un libro de cuentos ilustrado, y de algún modo lo sigue siendo. Neil Gaiman crea un mundo exquisito en el Reino de Faerie, el cual se encuentra al otro lado de un muro que lo separa de la "realidad", y que da nombre a la ciudad en la que se desarrolla este cuento, Muro, donde los seres de carne y hueso se mezclan con los seres mágicos una vez cada 9 años en torno a un mercado. Esta idea de dos mundos se…

Reseña: Cine y videojuegos, un diálogo transversal

José María Villalobos rezuma amor y pasión por el cine y por los videojuegos, y eso se nota mucho en este volumen indispensable ya no sólo para aquellos que adoren alguno de estas dos artes, sino para comprender los puentes que unen y los muros que distancian ambos universos audiovisuales.
Cine y videojuegos. Un diálogo transversal, editado por Ediciones Arcade (rebautizado desde hace un tiempo como Héroes de Papel), es una recopilación de breves, pero intensos, artículos que el autor ha ido publicando en varios blogs (Xataka, VidaExtra, Blogdecine...) y que se reúnen aquí en diversos apartados que ayudan a cohesionarlos temáticamente: los puntos de contactos entre el cine y los videojuegos, la identidad narrativa de cada arte, la composición argumental... todo aderezado con un conocimiento profundo de cada medio, con reflexiones y consideraciones muy inteligentes y que nos hacen lamentarnos de que los artículos no fueran más extensos. Uno no se cansa de leer capítulos brillantes como …